denegro.com

Una forma habitual de descubrir nuevas canciones

February 13th, 2008, 4 comentarios

Tenía yo pendiente contar esto que me pasa tan a menudo:

Tengo 3902 ítems en el iPod. Supongo que muchas de esas 3902 canciones no me apetecen nunca, otras casi nunca y otras muchas no sé si me apetecen, porque simplemente no me las sé. No se me ocurre escucharlas porque no se me ocurren. ¿Cómo voy a acordarme yo de Chavela Vargas un miércoles por la mañana? Es una pena no acordarme nunca de una canción que me gusta. O que no sé si me gusta. Mola descubrir canciones. Y con tres mil novecientas dos que tengo aquí a mi vera, no necesito ir muy lejos. La manera más fácil de encontrarme con canciones nuevas es darle al random, pero me aburre y, sobre todo, ¡nunca se me ocurre! Así es como lo hago:

Casi todos los días sí que me acuerdo de una canción, y para escucharla tecleo las primeras letras del grupo o del título en el buscador del iTunes. Esta maravilla de las maravillas reduce al ritmo de mis teclas la nube 3902 en una pequeña lista de 6 ó 7 canciones, entre las que mis ojos descubren rápidamente la que ya estoy tarareando:

Maravilla de las maravillas

La canción no viene sola: Las limitadas combinaciones de las letras del alfabeto hacen que mi búsqueda traiga resultados de los más oscuros recovecos del iPod. Ahora sólo tengo que abstraerme disfrutando de mi canción, y el programa hará el resto, sorprendiéndome con un temazo inesperado. O no.

Seguro que algún avezado lector me va a entender que coloque a este post otras etiquetas además de la de querido diario 🙂
El reto de diseñar para descubrir cosas nuevas, facilitar los encuentros con lo inesperado, lleva un tiempo de moda.

De los Mass Media, los refritos web y el inglispitinglis

February 7th, 2008, 2 comentarios

PC World India publica esta noticia: “Microsoft Responds to Save XP Petition” (“Microsoft responde a la petición Salvemos al XP“); The Inquirer la copia bastante bien: “Microsoft responde a la petición de “salvar XP””; Hoy Software lo lee en The Inquirer, pero decide recurrir al original en inglés y se equivoca en una letra: “Microsoft responde a la iniciativa “Safe XP””; finalmente El País coge la noticia de este último site y titula “Microsoft contemplará la iniciativa de ‘Safe XP’” (“Microsoft contemplará la iniciativa “Por un XP seguro””).

Microsoft y un XP seguro en elpais.com

Antes, en otros lugares cercanos:

Eventualmente

January 30th, 2008, 3 comentarios

El adverbio eventualmente significa, con propiedad, ‘de manera eventual o circunstancial’: «La diarrea estival, que eventualmente aqueja a los cachorros, […] debe consultarse de inmediato» (Azar Border [Arg. 1980]). A menudo adquiere el sentido de ‘opcionalmente o a voluntad’: «Un decorado al que eventualmente se le pueden ir incorporando los elementos no eróticos que se desee» (Goytisolo Estela [Esp. 1984]). No debe utilizarse con el significado de ‘al final o finalmente’, calco censurable del inglés eventually: «Tal vez por eso Castro terminó eventualmente desterrando al Che de Cuba» (DAméricas [EE. UU.] 15.4.97). Tampoco es apropiado el sentido de ‘provisional o temporalmente’: «El internacional sólo pareció sentirse cómodo cuando ocupó eventualmente la plaza de Iván Rocha, que abandonó el terreno durante siete minutos a causa de una lesión» (Mundo [Esp.] 3.10.94).

Robado del Diccionario panhispánico de dudas.

Cómo hacer un acceso directo a otra carpeta desde el terminal

January 17th, 2008, Sin comentarios

Te pones en la carpeta donde quieres crear el acceso directo y ln -sf la/ruta/a/tu/carpeta elAlias

Gracias nau!

No lo tires

January 10th, 2008, 2 comentarios

Un día después de que nvivo.es anuncie su salida del garaje —gran noticia, me alegro un montón por txarly—, te presento otro ejemplo más de gran idea llevada a cabo con más ganas que recursos.

Dani Remeseiro (que anda en contenciosos legales para recuperar su dominio) está montando nolotiro.com. Una idea tan buena que seguro que ya existe por ahí.

¿Vas a tirar algo que aún puede servir a otra persona? No lo hagas, pon un anuncio.
¿Quieres algo y estás seguro de que hay gente dispuesta a dártelo? Prueba suerte, ¡yo me he llevado un spectrum!

3 cosas que apestan del iPhone

December 15th, 2007, 4 comentarios

Para mi amigo Juan:

Es una pasada de cacharro, desde luego a años luz de cualquier mobile internet device que yo haya manejado. Sabía que tenía carencias, como la falta de flash en el navegador, pero hay más cosas no tan comentadas e igual de decepcionantes. Destaco estas 3:

  • La entrada de cascos no admite cualquier par de auriculares con minijack: aunque el echufe es estándar, el acceso a éste es más largo y estrecho de lo normal y sólo se pueden usar cascos Apple o de otra marca diseñados ad hoc.
  • No se puede gestionar la música manualmente. Repito: no puedes coger una canción y arrastrarla al iPhone. La gestión se hace sólo a base de sincronizar tu colección entera o ciertas listas de reproducción. Esto, para mí, hace la función iPod infinitamente menos atractiva, si no inútil.
  • No es compatible con otros accesorios de iPod: por ejemplo, el mando-radio.

De Twitter y "el mundo real"

December 15th, 2007, 3 comentarios

El otro día, a cuento del último capítulo de enjuto mojamuto, estuvimos explicando a unos amigos qué era Twitter, en 2 turnos, porque Judy llegó a mitad de conversación, y se repitieron estas 2 preguntas:

  • ¿Pero esa web existe de verdad?
  • ¿Y qué utilidad tiene eso?

¡Y nada!

Léete las putas instrucciones

December 3rd, 2007, Un comentario

He sido víctima de un claro caso de RTFM, curado por suerte con un JFGI.

Todo ocurrió cuando no pude conectarme al recién recibido Livebox de Orange y le eché rápidamente la culpa al recién instalado Leopard. Nada como mirar el manual y ver que el router en cuestión tiene un botón que “lo pone en modo asociación”, pero a mi me ha costado mis googleos.

Bolardos

December 3rd, 2007, 8 comentarios

Aprendí la palabra bollard en Cambridge, porque a Juan y a la RuRu les hacía gracia lo de “Mind the rising bollard” o algo así.

Si conduces coche, hay bastantes probabilidades de que te hayas topado con uno de esos palos antiaparcamientoaceril que adornan nuestras ciudades. Sirven, como su propio nombre indica, para que no aparques en la acera y así se pueda pasar, por ejemplo, en silla de ruedas.
Nunca llevo cámara cuando paso por una esquina que me encanta, en una calle de Toledo: hay una rampa para acceder a un portal con carrito o silla de ruedas que ocupa la mitad de la acera. En la otra mitad, muy estrecha, han colocado un bolardo para que los coches no se suban; ahora no aparcan encima, pero tampoco cabe una silla de ruedas.

El centro de Madrid está lleno, sobre todo si vas mirando a las musarañas o escribiendo un sms, y si no que se lo digan a mis espinillas. Todo esto viene a cuento de que el otro día en París me llamó la atención la altura de semejante pieza de arquitectura pop urbana:

Un bolardo en París

Por desgracia en la foto no hay otros objetos como referencia de tamaño, pero digamos que miden 1.20m de alto. Me gustan: enseguida me di cuenta de que el bolardero había pensado en el peatón, pero también en el conductor que mira por el retrovisor para aparcar y en ese otro peatón que no sólo anda, que también escribe mensajes, se da la vuelta a mirar el culo de la que acaba de pasar o busca suelto para el bus.

Buscando la foto (gracias “My Left Ventricle”) me he tropezado con este mural: Bolardos en Flickr. Ay, la internet.

Nuevas formas de programación (de contenidos)

November 13th, 2007, 5 comentarios

Ben Hammersley tirado en un sofá con el portátil en Fundamentos Web 06 me pareció una forma muy elocuente de explicar la accesibilidad. Nos hizo mucha gracia, pero de verdad era buena. Hizo también mucha gracia a todos lo de YouToube:

Definitivamente, la forma de consumir información ha cambiado. No sé tú, pero yo me pongo en el sofá a ver youtubes todo el rato. Y no ha cambiado sólo la forma de consumirla, sino también quién y cómo la programa.

Por ahora, en la tele no dan con ello: recuperados de la sobredosis de programas tipo zapping (los mashups de la tele), ahora Gabilondo, Matías Prats y compañía se dedican a pinchar hit parades de Youtube día sí, día también. Al fin y al cabo, probablemente muchos de sus telespectadores no saben qué es menéame (quién pudiera).

Pero ojo, que no hablo de consumidores offline que sienten pánico ante una caja de búsqueda vacía: el otro día Furilo escribía que echa de menos alguien que recoja toda la información por ahí dispersa y se la sirva en bandeja. Nosotros vamos a intentarlo con unvlog.com. Queda muy poco para que despidamos al portero, a ver qué pasa.

Uy, y yo que venía aquí para contarte una forma muy graciosa de descubrir nuevas canciones y con esto se me ha hecho tarde. Lo dejo para otro post.

Estás viendo los posts de Uncategorized.