denegro.com

On design patterns

May 27th, 2010, 2 comentarios

Last year I was asked to give a one day long Interaction Design class for a client. One of the topics I brought them was interaction design patterns. In case you are not familiar with the term, let’s quote Wikipedia’s entry for design pattern in software engineering, as its definition works well for us too:

A design pattern is a general reusable solution to a commonly occurring problem.

To illustrate the matter, I showed the attendees some blurred screenshots of broadly used patterns and asked them if they could tell what interaction was behind the pattern:

Ceci n'est pas une search box

Laying out search boxes in a search-boxed shape is a win-win: users will recognize them at a glance and, as a designer, you won’t have to pull your hair out in order to find a good solution.

Pick the right pattern

In his last post, Juan Leal pointed out a real life example of the trade-offs of taking the risk to find new solutions to old problems:

Rotocruce

By laying out a simple crossroad in a roundabout shape, what “Ayuntamiento de Madrid” was actually doing was giving drivers a roundabout that they couldn’t round about.

The dark side

But let’s take a look at the other side of design patterns: the other day, I was checking Twitter and saw that someone was not naked that day. I clicked through the link and landed in a page like this, beautifully crafted by our friends at Peercouture:

Because I am already registered, I wanted to login to check what my peers were wearing, and what did I do? I wrote my email and password into the “request an invite” form.

Even though the label properly stated “Your name”, all I saw was a login shaped form, and I went straight to it. To prove my point, Álvaro made the same mistake the day after, and the great team at Simplelogica quickly fixed the form short after that.

De horarios de mano

May 10th, 2010, 2 comentarios

En julio del 97 fui por primera vez a un festival grande, el Dr Music. Cómo mola que sigan teniendo la web colgada, gracias a ello he podido comprobar mi sospecha: ya en el siglo pasado era posible consultar en una tablita quién tocaba en cada escenario, y a qué hora.

horarios del dr music festival 1997

Después fui a unos pocos festivales más que repetían el patrón: una fila por hora, una columna por escenario.

Pero en algún momento del comienzo del siglo XXI la útil parrilla se consideró demodé y empezó a ser imposible enterarse de qué grupo te ibas a perder y cuál ibas a ver fijo tío pero al final tampoco porque estabas con éstos tomando algo. Hoy han salido los horarios del Primavera Sound 2010 y, a pesar de ofrecer tres vistas, tres, no satisface la necesidad principal de los asistentes, entre los cuales menos mal que existe algún ser misterioso que acaba haciéndose una excel que pronto llegará a manos del resto de nosotros.

horarios del primavera sound 2010

De Open Data

May 2nd, 2010, 2 comentarios

Llevaba unos días queriendo publicar un artículo sobre open data y no encontraba tiempo para escribir algo, pero Javier me lo ha puesto fácil con el vídeo que puedes ver al final de este post.

Antes, una breve introducción desde mi conocimiento superficial del asunto:

¿Qué es esto del open data?
Se denomina así al hecho de publicar la información que las instituciones públicas tienen en su poder, de modo que pueda ser consultada por todas las personas, pero también por programas informáticos. Es parte de una forma de hacer política llamada open government.

¿Pero esta información no es pública ya?
Sí y no. Si bien es cierto que uno puede acercarse a un ayuntamiento, biblioteca o senado y hacer ciertas consultas, los procesos son lentos y poco ágiles, y los resultados, parciales y poco útiles.

¿Por qué los datos públicos deberían estar a nuestra disposición?
Da hasta cosa responder esto: porque son nuestros.

¿Para qué quiere la gente los datos?
Hay muchos casos de utilización ciudadana de la información pública, sirvan estos dos de ejemplo:

  • Bookzee es una web que permite consultar el catálogo de las bibliotecas de Nueva York. La hicieron un grupo de conocidos en su tiempo libre para un concurso.
  • FixMyStreet funciona en sentido contrario: permite a los ciudadanos informar a las administraciones de problemas en las vías públicas. Fue desarrollado por MySociety, una especie de ONG pro open government.

Ahá, ¿y en España?
La asociación Pro Bono Público organizó hace un par de semanas AbreDatos, un concurso en el que equipos de cuatro personas trataban de desarrollar, en un fin de semana, aplicaciones utilizando fuentes de datos públicos. Aun sin recursos ni apenas tiempo, salieron cosas tan alucinantes como éstas:

MonQuartier ofrece información sobre el nivel de vida en los barrios de diferentes ciudades españolas.

Los Presus permite consultar los presupuestos de cualquier municipio español.

Y hay muchos más proyectos. Se pueden consultar todos en la página del concurso.

Espera… si se han hecho cosas así, es que ya están publicados los datos, ¿no?
No. Esta gente tuvo que hacer programillas que rastreaban páginas web o documentos pdf y extraían los datos, de modo que pudieran ser útiles. Si mañana cambia una coma de las webs que usaron, se fastidia el asunto.

Ah, pues me has convencido, pero ¿esto va a algún sitio?
Digamos que sí: la Administración Obama publicó su directiva sobre Open Government (www.whitehouse.gov/Open) y ya están en marcha las webs que hacen públicos los datos de EE.UU. y Reino Unido.

No me he leído nada, ponme el vídeo
Aquí lo tienes:

Estás viendo los posts de May, 2010.